La máquina del tiempo
H. G. Wells

Versión española de Rodolfo Martínez

Novela, ciencia ficción

Ilustración de cubierta: Tithi Luadthong

Diseño de cubierta: Sportula

Rústica (Edición para librerías):

Primera edición: Abril, 2015

ISBN: 9788416637560 — 142 páginas —  5,00 €

Cyberdark Estudio en Escarlata Todos tus libros

Rústica (Print on Demand):

Primera edición: Abril, 2015

ISBN: 9788416637560 — 142 páginas —  5,00 €

Amazon

Ebook (ePub, Mobipocket):

Primera edición: Noviembre, 2015

ISBN: 9788416637676 — 142 páginas —  1,99 €

Amazon Apple Lektu Smashwords

Traducción de Rodolfo Martínez

La primera gran historia de viajes en el tiempo y una de las grandes novelas de ciencia ficción de todas las épocas. Una especulación arriesgada y sumamente aguda no sólo en lo científico, sino, y especialmente, en lo social y lo político.

El Crononauta de Wells recorrerá distintos momentos de nuestro futuro para acabar en una remota y aparentemente utópica sociedad en la que la humanidad se ha dividido en dos especies tan antagónicas como dependientes la una de la otra: los apacibles Elois y los siniestros Morlocks. La evolución social que prefigura ese escenario sigue siendo, más de cien años después de su publicación, uno de los momentos más brillantes y estremecedores de la ciencia ficción de todos los tiempos.

H. G. Wells

Kent, 1866

Uno de los grandes precursores de la ciencia ficción, Wells anticipó varios temas que pronto serían clásicos del género, como la invasión alienígena, los viajes en el tiempo o la experimentación genética. En su obra siempre hay un claro componente de especulación social y política que hace que se siga manteniendo fresca hoy en día.

Su obra es prolífica, con más de cien libros y multitud de cuentos, y en ella podemos encontrar tanto obras de ciencia ficción, como La guerra de los mundos (1898) o La máquina del tiempo (1895), como obras de corte social o centradas en el estudio de la historia.

De fuertes convicciones políticas, H.G. Wells defendió la posibilidad de una sociedad utópica, y criticó duramente a políticos y mandatarios, sobre todo en relación a los conflictos armados y las guerras mundiales.

Murió en Londres el 13 de Agosto de 1946.