Edimburgo, 1859

Aunque él habría querido ser recordado por su literatura histórica, es sin embargo su excéntrico detective Sherlock Holmes el que le ha hecho pasar a la historia de las letras. Con un estilo directo, vibrante y colorista Conan Doyle se convirtió, a través de sus relatos de misterio, en uno de los mejores cronistas de la Era Victoriana.

Arthur Conan Doyle en Sportula

Bajo la lupa de Sherlock Holmes

El signo de los cuatro