El adepto de la Reina (reseña)

jueves, 1 de abril de 2010

por Chemari-wan

Me gustan los libros de Rodolfo. Sus novelas de Sherlok Holmes son casi un fetiche para mí. De ahí que atacara a este Adepto de la Reina con más ganas de las normales. ¿Qué me encontré? Pues un Rodolfo Martínez que no conocía. Bueno, sí, pero estaba un poco cambiado.

Al Sr. Martínez se le reconoce por su estilo claro y divertido, adictivo; y por su personal mezcla de géneros, cocktail de la casa. Ahora toca una de Holmes y mitos lovecraftianos, ahora uno de fantasía medieval y peli de espías. Y de eso va este libro, de un misterioso agente secreto, un 007 medieval en medio de una guerra fría entre bloques y donde buscará respuestas a preguntas de su pasado y a preguntas sobre el futuro de su mundo.

Sin escrúpulos, eficiente, Yáxtor es el mejor agente al servicio de su majestad y junto a él nos adentraremos en un mundo del que Rodolfo Martínez sólo nos dejará entrever destellos de magia e historias maravillosas y enormes que dan a su nuevo mundo una solided envidiable.

Al comenzar el libro el lector se sentirá un poco perdido, aturdido por nuevos conceptos y una herencia histórica totalemente novedosa. Ese desconcierto inicial pronto se verá sustituido por unas ganas terribles de saber más sobre ese mundo tan parecido (y distinto) al nuestro. La novela es una sucesión de aventuras con toques de misterio que se sostiene sobre un mundo sólido que dan ganas de explorar, y que se articula sobre un puñado de personajes bien construidos, que en pocas páginas se nos harán entrañables. Bueno, todos menos nuestro protagonista: frío, calculador, inmisericorde… Inhumano. Os caerá bien. Imagino que es lo que tiene ser agente secreto: ser letal encaja mal con ser sociable. La historia principal es un bólido a la carrera, una bala que atraviesa una aventura tras otra hasta que termina por impactar contra una gran pregunta final. Si durante la lectura a uno ya le van entrando ganas de explorar este universo, el final sólo te deja una terrible desesperación por volver a él.

Desde aquí: Rodolfo, quiero más. Espero con ganas otro billete a este mundo que has creado. Busco respuestas para esas preguntas que has dejado sobre la mesa.

Publicado originalmente en El guardián del capítulo.
Reproducido con permiso del autor.
© 2010, Chemari-wan


‹   ›