Clásicos sin fecha de caducidad

martes, 29 de abril de 2014

A medida que pasa el tiempo, la vida media de un libro en los estantes de las librerías se acorta. Ante la avalancha de títulos nuevos que tienen que ocupar su sitio, los viejos se retiran a velocidades de vértigo y parece que si un libro no se vende lo suficiente en uno o dos meses, su carrera es un fracaso. ¿Cuántos libros reciben el beso de la muerte de los saldos a poco más de un año de haber sido impresos y no se vuelve a saber de ellos?

El ritmo vertiginoso de la industria, en efecto, propicia los libros de vida rápida y efímera y el long-seller (el libro que nunca se vende en grandes cantidades pero que jamás deja de venderse) parece condenado a desaparecer. Sin embargo, al mismo tiempo, la tecnología permite que eso no suceda del todo y que libros que, en una forma tradicional de edición, morirían sin pena ni gloria en pocos meses puedan seguir en el mercado a disposición del lector interesado por ellos.

No hablo solo del ebook, por supuesto, aunque sí en buena medida. Para los libros impresos, la tecnología de impresión bajo demanda permite que el libro esté siempre disponible, que la tirada nunca se agote y que, aunque se vendan sólo dos ejemplares al año, el libro pueda estar al alcance de los lectores.

Una de las cosas que más gratificantes que implica el trabajo de Sportula es poder recuperar títulos clásicos de la ciencia ficción española y ponerlos de nuevo en las estanterías (ya sea físicas o virtuales) para que quien así lo quiera pueda adquirirlos y leerlos.

Viaje a un planeta Wu-Wei de Gábriel Bermúdez Castillo, Cuentos de la Tierra Vaga de Enrique Lázaro, Gabriel revisitado de Domingo Santos, Lágrimas de luz de Rafael Marín, La sonrisa del gato de Rodolfo Martínez. Son títulos que remiten a la historia del género fantástico en España y que, en general, se encontraban descatalogados y fuera de circulación y a los que hemos podido dar una nueva oportunidad para que el público los conozca.

No os engañaremos. No se han convertido en superventas. No son los libros más vendidos del catálogo de Sportula. No importa. Están ahí. Se venden. Gota a gota, quizá, pero no dejan de venderse, tanto en ebook como, cuando la tienen, en su versión impresa. Eso habría sido imposible en el pasado: una editorial tradicional no habría podido permitirse la reimpresión eterna de un título que se va vendiendo poco a poco, en un pequeño goteo. La edición electrónica y la impresión bajo demanda han permitido superar ese obstáculo y eliminar su fecha de caducidad.

Ahí están, aptos para el consumo, nuevamente. Disfrutadlos.


‹   ›