Sherlock Holmes y Aleister Crowley cruzaron sus caminos brevemente por primera vez en 1895, durante el caso de la Sabiduría de los muertos. Ahora, el mejor detective del mundo debe impedir que «el hombre más perverso de su época» lleve a cabo sus temibles planes. Lo que Sherlock Holmes ignora es que el precio que deberá pagar por ello es, tal vez, demasiado alto.

Leer más La boca del infierno